thumb

Estás leyendo:

El futuro de la investigación en biomedicina y salud en España y Portugal

thumb Siguiente historia
El CaixaResearch Health Meeting 2023 reunió a 40 investigadores de España y Portugal en los Jardines de Cap Roig.
El CaixaResearch Health Meeting 2023 reunió a 40 investigadores de España y Portugal en los Jardines de Cap Roig.
© Raimon Solà. Fundación "la Caixa"

El futuro de la investigación en biomedicina y salud en España y Portugal

Girona

28.02.24

8 minutos de lectura
Recursos disponibles

No todos los días se reúne un grupo de científicos del más alto nivel y diferentes disciplinas para dialogar, intercambiar conocimientos y buscar juntos soluciones a los retos presentes y futuros que conciernen a su profesión. Es precisamente lo que ocurrió en la segunda edición del CaixaResearch Health Meeting, donde se encontraron unos 40 investigadores referentes en distintos ámbitos de la investigación en biomedicina y salud de España y Portugal.

Durante el encuentro de dos días, los científicos debatieron ampliamente sobre los desafíos que afectan el presente y el futuro de la investigación y la innovación en biomedicina y salud, e intentaron dar respuesta a inquietudes comunes. ¿Cómo podemos estimular nuevos descubrimientos y cambios de paradigma para hacer frente a enfermedades que, todavía hoy, eluden las terapias convencionales? ¿Debe cambiar la relación entre investigadores de ciencia básica y clínica? ¿Cuál será el rol de los pacientes en el futuro? ¿Qué estrategias ayudarían a maximizar el impacto social de la investigación?¿Y cómo se puede agilizar la transferencia de conocimiento del laboratorio al mercado?

Las jornadas tuvieron lugar el pasado mes de septiembre en los Jardines de Cap Roig como cierre de la convocatoria CaixaResearch de Investigación en Salud del 2019, que premió 25 proyectos.

Foto de familia de los investigadores que participaron en el CaixaResearch Health Meeting de 2023.
Foto de familia de los investigadores que participaron en el CaixaResearch Health Meeting de 2023.© Raimon Solà. Fundación ”la Caixa”
Auditorio de Cap Roig.
Investigadores accediendo al Auditorio de Cap Roig.
© Raimon Solà. Fundación ”la Caixa”
Investigadores durante la primera jornada del CaixaResearch Health Meeting en los Jardines de Cap Roig.
Investigadores durante la primera jornada del encuentro en los Jardines de Cap Roig.© Raimon Solà. Fundación ”la Caixa”
Convertir la investigación en beneficios para los pacientes

Una inquietud común entre los asistentes al encuentro fue que, en muchas ocasiones, el conocimiento científico no fluye como debería entre investigadores. Salvar esa distancia, esa brecha, sería altamente beneficioso, pues permitiría a los científicos acelerar sus hallazgos. La solución, según los propios expertos, es abordar los proyectos con equipos de investigación más multidisciplinares que rompan la barrera entre la investigación básica y la clínica, pero no es tan sencillo como parece. Como referente de buenas prácticas se citó el intercambio de información entre equipos de todo el mundo que requirió la reciente pandemia de COVID-19.

«Es imperativo tender puentes entre investigadores básicos y médicos clínicos», constató la investigadora del IMED de Lisboa, Helena Florindo. Además, si se quiere convertir de forma eficiente los hallazgos científicos en beneficios claros para las personas, es fundamental también incorporar al paciente al proceso. Según Florindo, «colocar a los pacientes en el centro es esencial, ya que juegan un papel crucial a la hora de orientar la investigación de base».

Investigadores de la talla de José Jalife (CNIC), Oscar Vilarroya (UAB), Carmen Gil (CIB-CSIC) y Raúl Méndez (IRB Barcelona) confirmaron que la participación activa de los pacientes permite entender mejor sus necesidades médicas y sociales, y las patologías por tratar. Los científicos apuntaron que esta implicación ayudaría enormemente a los médicos a responder preguntas esenciales, como qué tratamientos son los más eficaces y viables según las necesidades individuales de cada paciente. Además, serviría para visibilizar cierto tipo de enfermedades.

Florindo puntualizó que, en el caso de la investigación biomédica, se debe promover la implicación de todos los actores responsables de su ejecución, no solo de los investigadores, sino también de las agencias financiadoras, las estructuras y centros de investigación, y los sistemas nacionales de salud, así como las empresas relacionadas con el sector.

Declaraciones de Helena Florindo, investigadora del IMED de Lisboa, en el CaixaResearch Health Meeting de 2023.© Fundación "la Caixa"
Maximizar el impacto social de la investigación en biomedicina y salud en un mundo global

Para implicar a la sociedad en la investigación, la directora de Estrategia del IDIBAPS, Michela Bertero, manifestó que es indispensable que las instituciones científicas ayuden a los investigadores a interaccionar con otros profesionales. «Es crucial que los investigadores estén abiertos a nuevos tipos de colaboraciones que incluyan a asociaciones de pacientes, educadores e incluso diseñadores de juegos, por nombrar solo algunas. Y estas actividades también deben ser reconocidas en las trayectorias profesionales de los investigadores».

Declaraciones de Michela Bertero, directora de Estrategia del IDIBAPS, en el CaixaResarch Health Meeting de 2023.© Fundación ”la Caixa”

El objetivo final de la investigación biomédica es entender, prevenir, tratar y curar las enfermedades. Se busca ofrecer mayor calidad en los diagnósticos y los tratamientos, y mejorar la prevención y la cura de enfermedades. Para todo ello, la relación directa con los pacientes y la sociedad en general resulta imprescindible. Hay que tener en cuenta, como es evidente, que no todas las investigaciones tienen las mismas necesidades. Algunas requieren, por ejemplo, la cesión de datos y la participación en estudios clínicos que contribuyan a mejorar los tratamientos. En otros casos, la ciudadanía puede jugar un papel esencial ayudando a recopilar datos que permitan diseñar estrategias para prevenir epidemias.

A este respecto, cuatro investigadores expusieron sus experiencias de colaboración con distintos profesionales y con la propia ciudadanía que resultaron ser diversas tanto en la forma como en el grado de intervención de los participantes.

En el equipo de Blanca Fuentes, del Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital Universitario de La Paz (IdiPaz), usaron el doblaje de series y películas para facilitar la recuperación del lenguaje en las personas que sufren afasia tras un ictus. La investigadora destacó el papel clave de la colaboración con la asociación de pacientes con afasia, de la que nació la propuesta inicial. «Es un gran ejemplo de colaboración estrecha entre pacientes e investigadores», apuntó. Por su parte, Manuel Carreiras, del Basque Center on Cognition, Brain and Language (BCBL), explicó algunas estrategias para implicar a la ciudadanía en sus estudios sobre el funcionamiento y desarrollo de la dislexia. Carreiras y su equipo han impulsado, por ejemplo, un macroestudio en el que participan 2.000 alumnos del País Vasco de entre 9 y 16 años con el objetivo de comprender cómo se origina la dislexia y detectarla precozmente.

Varios científicos destacaron también las ventajas de las nuevas tecnologías para el avance de sus estudios. De hecho, en algunas ocasiones, el desarrollo de aplicaciones, webs o foros específicos es clave para los proyectos. Es el caso del trabajo de Frederic Bartumeus en el Centro de Estudios Avanzados de Blanes, CEAB-CSIC. Gracias a los datos en tiempo real aportados por los ciudadanos a partir de una aplicación móvil, su equipo mapea la presencia de especies de mosquitos transmisores de enfermedades infecciosas, lo que permite controlar posibles brotes de dengue, chikunguña y zika en España. En esta línea, Leonor Saúde, del Instituto de Medicina Molecular (iMM) de Lisboa, explicó cómo puede un sencillo videojuego para niños contribuir a concienciar a los más jóvenes ayudándolos a comprender el funcionamiento del sistema nervioso y prevenir así accidentes y lesiones de la médula espinal.

Ignasi López en el CaixaResearch Health Meeting 2023
En el escenario, Ignasi López, director del Área de Relaciones con Instituciones de Investigación y Salud de la Fundación "la Caixa".
© Raimon Solà. Fundación ”la Caixa”
María A. Blasco participando en el CaixaResearch Health Meeting de 2023.
María A. Blasco en el CaixaResearch Health Meeting de 2023.
© Raimon Solà. Fundación ”la Caixa”
Detalle del público en la sesión 4 del CaixaResearch Health Meeting 2023.
Detalle del público en la sesión 4 del CaixaResearch Health Meeting de 2023.© Raimon Solà. Fundación ”la Caixa”
Emprendimiento científico a través de patentes, spin-offs y start-ups

La sesión final del CaixaResearch Health Meeting fue la protagonizada por Luis Serrano, director del Centro de Regulación Genómica (CRG); María A. Blasco, directora científica del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), y Bruno Silva-Santos, vicedirector del Instituto de Medicina Molecular (iMM) de Lisboa. Todos ellos expusieron su experiencia personal en el ámbito de la innovación y el emprendimiento desde las dos vertientes de su dilatada experiencia: como líderes de su propio grupo de investigación y emprendedores, y como cargos directivos de centros de investigación punteros. 

Los tres ponentes coincidieron en la importancia de apoyar y profesionalizar la innovación y la creación de spin-offs en los centros de investigación como paso imprescindible para atraer la financiación necesaria para convertir los resultados científicos en soluciones de valor para la sociedad y, a su vez, continuar mejorando la ciencia tanto en España como en Portugal. Como expuso Bruno Silva-Santos, «un gran avance para nuestro instituto fue reclutar a la persona adecuada para nuestra oficina de transferencia tecnológica, lo cual revolucionó nuestra manera de abordar el proceso. Hoy en día ya hemos lanzado 5 spin-offs, formalizado más de 300 contratos y licenciado el 50 % de nuestras patentes. Es clave tener a la persona adecuada y con la visión correcta».

Por su parte, María Blasco, quien recibió una ayuda de CaixaImpulse en 2018 para desarrollar un fármaco anticancerígeno, señaló que «no solo tenemos que hacer descubrimientos científicos que puedan cambiar la forma en que tratamos las enfermedades, sino que también debemos dar un paso adelante y lograr que esos descubrimientos salgan del laboratorio y se materialicen en soluciones que mejoren la vida de las personas, y para ello debemos apostar por la innovación y la transferencia».

Luis Serrano defendió también, desde su propia experiencia, que la investigación de excelencia y la traslación de sus resultados no son polos opuestos: «La curiosidad que impulsa la ciencia es compatible con buscar una aplicación de lo que se está investigando». Además, Serrano reclamó apoyo institucional a la transferencia de tecnología. «No puede quedar todo en manos del investigador: tiene que haber profesionales competentes y una financiación adecuada».

Declaraciones de Luis Serrano, director del Centro de Regulación Genómica (CRG) sobre CaixaResearch Health Meeting.© Fundación "la Caixa"

En definitiva, los especialistas pusieron sobre la mesa la importancia de tener un equipo que no solo piense en realizar grandes investigaciones que acaben siendo publicadas en las mejores revistas científicas del mundo, sino que también persiga la transferencia de los hallazgos. Los científicos son hoy más conscientes que nunca de que tener especialistas en transferencia del conocimiento dentro de los propios centros de investigación es vital para que sus estudios puedan convertirse en, por ejemplo, nuevas terapias, métodos de diagnóstico o dispositivos médicos capaces de mejorar la vida de las personas.

Seguir fomentando este emprendimiento científico, crear equipos multidisciplinares y diversos, implicar a los propios pacientes en la investigación de base, fomentar la colaboración de los científicos con otros profesionales para maximizar el impacto social o abrazar las nuevas tecnologías... El camino a seguir se está delineando y determinará los principales retos presentes y futuros en el ámbito de la investigación médica de los próximos años. Queda mucho camino por recorrer, pero los investigadores parecen tenerlo claro: España y Portugal tienen un futuro esperanzador por delante.

Última actualización: 28.febrero.2024 | 09:07